Seguidores

lunes, 5 de marzo de 2018

Una nueva Tragamillas

Mi última Tragamillas fue en el 2.016 y realmente fue la última vez que crucé una meta, así que además de ser la carrera del Club tiene un cierto carácter especial para mi.

El año pasado la viví como voluntario dando cobertura en un punto del recorrido y al menos me sentí útil de cara a los corredores y sentí su esfuerzo.

Este año sin embargo cuando Chema me indicó que contaban conmigo para que en bicicleta fuera junto a la 1ar Fémina de la carrera mini, cuya primera edición se realizaba este año. Esto me daba la posibilidad de vivir la carrera desde dentro.

Desde luego ha sido una gran experiencia, que espero repetir, he presenciado una gran lucha entre Katia Mazarias, que al final se llevaría la victoria, y Verónica Otero segunda en la línea de meta.

En la foto las posiciones son justo al contrario



Además el día, pese a las amenazas de que se cayera el cielo sobre nuestras cabezas, salió perfecto, tanto que el sol terminó hasta calentando el aperitivo.



martes, 20 de febrero de 2018

Se levanta el telón

Buenas, hay alguien ahí?.

"Ni se me ocurre apuntarme a nada de eso!!!!, si además mi bici ni siquiera es del Decathlon que no existía cuando la compré.

Yolanda donde estén los pies para llegar a Segovia que se quiten las ruedas."

Ese comentario lo puse en el blog de Yolanda en su crónica de la Madrid-Segovia MTB en 2.104.

Evidentemente y siendo consecuente con el mismo este año ya estoy inscrito en la Madrid-Segovia MTB.

Como irá esta aventura, pues en próximas entradas iré dando cuenta.

Por ahora me toca quitar el polvo de este rincón esperando que aún existan lectores que quieran leer mas de 140 caracteres.

De lo que, al menos por ahora, no voy a escribir es de planes de entrenamiento ya que como recién llegado a este mundo no tengo la mas remota idea.

Cuando salgo hago lo que me pide el cuerpo, eso sí siempre procuro coger alguna bajada de las que me imponen respeto para ver si alguna vez soy capaz de hacerlas sin frenar demasiado, ni poner pie a tierra.


miércoles, 21 de junio de 2017

Zapas colgadas

Tres meses después llega una nueva entrega.

Al final fue una artroscopia que me realizó el Dr. Samitier, en ella además de eliminar los fragmentos desprendidos del menisco exterior, confirmó que la rodilla ya no tiene demasiado arreglo pero que con unos buenos cuidados puede aguantar unos años antes de pasar a la prótesis.

Eso sí el correr se acabó, pero puedo hacer bicicleta, natación y senderismo, así que poco a poco ando cambiando el chip.

La natación actualmente no me motiva demasiado, el senderísmo me permite seguir en contacto con las montañas manteniendo los pies en tierra y además es una actividad que puedo realizar con Olga y la bicicleta me permitirá una vez pasada la adaptación necesaria volver a los eventos deportivos.

Por lo pronto el hierro que tenía para circular por pistas ha dado paso a una montura mas moderna y preparada para afrontar pruebas de resistencia.



Hay unas cuantas pruebas que por ahora me vienen a la mente, Madrid-Segovia en BTT, 101 de Ronda, 10.000 del Soplao ...

Pero esto serán otras historias y tiempo habrá de contarlo.

martes, 28 de marzo de 2017

Sin rumbo

Mucho me ha costado sacar adelante estas líneas ya que el título habla por si solo y además no soy dado a comentar los momentos de crisis.

Pero sin rumbo así me quedé después del último fiasco en el GTP, tercera participación y tercer abandono, pero esta vez en canto Cochino (km 18) bordeando el cierre de control y sin un gramo de fuerza.

Así que en silencio durante el verano me dediqué a lamerme las heridas.

Después nuevos objetivos fijados TP60 si el sorteo era propicio y Madrid-Segovia para intentar recortar otra hora al crono.

El camino trazado, gimnasio para obtener fuerza y buscar mejorar la elasticidad y luego ir cambiando a salidas por el monte.

Pero a principio de Noviembre otro golpe, rotura de menisco de la pierna izquierda. Después de unos días de reposo resonancia y consulta con el traumatólogo. El informe de la resonancia no deparaba nada bueno, rotura de menisco externo, menisco interno inexistente desde antiguo con artrosis en la articulación y cruzado anterior igualmente roto desde hace años.

Con esto el trauma me indica que no hay posibilidad de operación ya que el estado de la rodilla no deja otra opción ya que, al menos para esto "soy joven", no tengo edad para una protesis. Que me puedo tratar con infiltración o fisioterápia.

Elijo esta opción y me pongo en manos de Alfredo y David (Alfredo Gomez Osteopatía) y me recuperan la movilidad de la rodilla, dejándome incluso con mayor flexión que la buena.

Cuando me dejan volver a una actividad moderada empiezo con bicicleta estática y luego añado algo de trabajo de fuerza, este trabajo se empieza a notar; pero en cuanto comienzo a andar un poco en serio vuelven los dolores a la rodilla.

Vuelta al trauma y todo es sobre la artrosis, el resto de la rodilla como si no tuviera importancia, así que nuevas radiografías, esta vez en carga para apreciar bien el espacio que pueda quedar en el interior y nueva revisión en trauma. Esta vez tengo cita con un cirujano especializado en la reconstrucción de rodilla, vamos a ver cual es su diagnóstico, porque realmente con la artrosis ya llevo años conviviendo y lo que me preocupa es que ese menisco roto en cualquier momento me genere un nuevo bloqueo de la rodilla y esta vez sea en un punto crítico y no en el gimnasio y con los dos pies en el suelo.

Unos días me vengo arriba y pienso que algún dorsal queda por delante y otros días caigo al infierno, pero todos los días al salir y entrar a casa la miro, ahí arriba está La Maliciosa llamándome.

Al final me ha salido un poco ladrillo la cosa, pero será por la falta de entrenamiento.


lunes, 20 de junio de 2016

Noche

La noche me envuelve, silencio solo roto por mis pisadas. 

Unos puntos brillantes y un gato que sale corriendo, mientras la pista se va elevando y el ritmo se hace acompasado hoy los pasos salen solos no hay esfuerzo unas palomas sobresaltadas emprenden el vuelo y sorprendo a un mochuelo en mitad del camino.

Cuando corono, la oscuridad se extiende bajo mis pies, al fondo algunas luces luces y sobre Abantos la Luna majestuosa reina de la noche.






martes, 24 de mayo de 2016

34 dias

Amanece y hay silencio al rededor, aquí arriba todo es paz; empiezo a bajar y de repente soy miembro de una bandada, bajo escoltado por buitres, vuelan a pocos metros y me arrastran hasta que empiezan a remontar el vuelo y comienzan con sus círculos, como despidiéndome.

Al punto todo cambia, ahora es el agua la compañera, tumultuosa y abundante desparramándose por el camino centenario y cuando te quieres dar cuenta nuevamente el camino mira al cielo y viene el sudor, la repiración se agita y los pasos se acortan, uno, dos, tres, ... mil cien, suaviza y sabes que llega el final.

Bajada y final. Hoy la Fuenfría y Valsaín han sido míos durante mas de seis horas; la tirada larga ha terminado y quedan 34 días.

jueves, 3 de marzo de 2016

¿Por qué?

 ¿Por qué corremos?








               









Contestado, ¿no?